Mapa de la conciencia

El mapa de la conciencia de David Hawkins – Salud Estratégica (saludestrategica.com)

El mapa de la conciencia de David Hawkins

escrito el 30 de abril de 2021 por  Guillermo Martín

Crecí viendo “La bola de dragón”, las famosas aventuras de acción de Goku y sus amigos. Cuando creías que el malo ya no podía ser más fuerte y perverso y, esta vez sí, acabaría con todos, Goku “evolucionaba” hasta un nivel superior de fuerza que nadie pensaba que era posible y finalmente resolvía el asunto. Los niños de aquella época salíamos de nuestra casa a la calle hipermotivados… jaja.

Si tú también lo veías quizás recuerdes un aparato que algunos personajes llevaban en el ojo que podía medir el potencial de fuerza de cada luchador en ese momento… y permíteme decirte que las apariencias siempre engañaban. No por ser alguien más pequeño iba a tener menos PODER…

La fuerza y el poder no son lo mismo según el psiquiatra y espiritualista David Hawkins. Según él, la fuerza es algo que se impone desde el exterior mientras que el PODER es una cualidad interna. El poder real se relaciona más con la conciencia del individuo. La Madre Teresa de Calcuta, por ejemplo, no tenía mucha fuerza pero sí un elevado poder… Y su obra y palabras perduran en el tiempo.

El Dr. Hawkins produjo una de los herramientas intelectuales de mayor aplicación en la búsqueda del desarrollo personaltrazó un mapa de la conciencia humana (¡un mapa del poder!).

Su objetivo era crear el Mapa de la Conciencia para ayudar en la evolución de la humanidad en lo individual y colectivo. No puedes ir de A a B si no sabes cuál es tu punto de partida, necesitas un mapa.

Pero antes de nada, ¿qué es la conciencia? ¿En qué se diferencia del conocimiento? Y ¿Cómo llegó el Dr. Hawkins misteriosamente a valores numéricos para cada etapa?

¿Qué es la conciencia?

Gran pregunta, que no estoy en condiciones de responder, pero aquí va: la conciencia es como el conocimiento, pero no exactamente. La conciencia parece referirse a nuestra orientación general. A diferencia del conocimiento, es un estado “mental-emocional” que caracteriza nuestras acciones y comportamientos. También podríamos llamarlo lente: un filtro sobre la realidad. Esto lleva a que dos individuos con estados de conciencia diferentes vean el mismo evento de forma distinta.

¿Cómo se midió la conciencia?

El mapa de la conciencia se desarrolló a través de la kinesiología. Se trata de una prueba muscular.

La investigación del Dr. Hawkins descubrió que la respuesta kinesiológica (muscular) al estímulo puede diferenciar no sólo los estímulos positivos de los negativos (por ejemplo pensar en algo triste hace que tu músculo pierda fuerza mientras que pensar en un momento alegre lo fortalece), sino también lo que es falso de lo verdadero. Siguiendo su método empírico observó que el cuerpo sabe a un nivel subconsciente (¡el cuerpo puede actuar como un detector de mentiras!). Es como si nuestras células estuviesen conectadas al “inconsciente colectivo”, al conocimiento universal (lo que algunos conocen como los “archivos akashicos”).

Dr. David Hawkins, autor de “El poder contra la fuerza”

Durante sus más de 20 años de investigación el Dr. Hawkins realizó millones de calibraciones de pensamientos, fotos, arte, música y líderes mundiales influyentes en todas las disciplinas. El objetivo era calibrar casi todas las áreas del conocimiento humano.

Proceso de prueba de kinesiología

Básicamente (y pido disculpas de antemano a cualquier practicante de kinesiología que lea esto) lo que sucede durante la prueba muscular es esto:

  • A ti (el sujeto) se te indica que pienses primero en Ghandi y luego en Hitler para evaluar si tus respuestas a los buenos y malos son “normales”.
  • Mientras piensas en el héroe o el villano, te resistes mientras el técnico presiona rápidamente tu muñeca extendida con sus dos dedos. Perdemos fuerza muscular cuando pensamos en Hitler (aunque supongo que esto no sucede si eres un psicópata).
  • La respuesta es siempre “sí o no”, es decir, fuerza o debilidad muscular.

¿Estás listo para saber más?

El mapa de la conciencia – 17 niveles

El mapa de conciencia ofrece 17 niveles. Los distintos estados van desde los más bajos (de menos energía) como lo es el estado de vergüenza, hasta los más elevados (de iluminación). Hay toda una gradación. Por ejemplo, la ira está por encima del deseo, el deseo está por encima de la apatía (es mejor tener deseo de algo, aunque sea malo, que estar en un estado apático).

A continuación tienes un resumen de la escala.

Vergüenza (1-20)

Alguien en este nivel se siente humillado, tiene baja autoestima y es paranoico. Las personas que vibran en este nivel durante períodos prolongados se convierten en asesinos en serie, violadores y extremistas morales. 

Culpabilidad (30)

Aquí dominan los sentimientos de culpa y remordimiento. Este nivel cultiva la destrucción.

Apatía (50)

Un estado de desesperación e impotencia. Alguien aquí es necesitado y depende de otros para recibir ayuda, como las personas sin hogar, los pobres, la población anciana. El pensamiento predominante es la desesperanza.

Duelo (75)

Aquí abundan los sentimientos de arrepentimiento, tristeza y pérdida. Mucha gente vibra a este nivel en momentos de pérdida. El duelo es un nivel más alto que la apatía porque uno comienza a sentir más energía en este nivel aunque sea de tristeza y pérdida.

Miedo (100)

La energía en este nivel está orientada hacia la ansiedad. Las situaciones comunes de miedo en juego serían: el miedo al rechazo, el miedo al fracaso, el miedo a la incertidumbre, el miedo a los desafíos, el miedo a envejecer, el miedo a la muerte, el miedo a la pérdida, el miedo a los extraños.

Deseo (125)

A nivel de deseo, somos bastante enérgicos. Perseguimos ambiciones, dinero, etc. El deseo también nos vuelve adictos a las cosas. La visión de la vida es decepcionante cuando uno no puede obtener lo que desea.

Ira (150)

La emoción en este nivel es el odio. La ira se expresa como resentimiento, frustración y venganza.

Orgullo (175)

Las personas se enorgullecen de sus posesiones y condiciones externas, pero es una situación vulnerable porque tales condiciones pueden cambiar en cualquier momento. El orgullo resulta en negación y arrogancia. El punto de vista de la vida desde este nivel es de exigencia. Es la típica persona que se enfada con el camarero o lo trata con condescendencia porque no realiza un servicio perfecto.

Coraje (200)

Aquí hay un punto de inflexión: éste es el punto de separación entre la fuerza y ​​el poder real. Con coraje, uno ve el mundo como emocionante y lleno de posibilidades. Esto marca el comienzo de la búsqueda activa del crecimiento: donde existe un vacío, la persona actuará para llenarlo. Es una visión de la vida más positiva donde todo es manejable ya que la persona puede aprovechar su poder para lidiar con situaciones difíciles.

Neutralidad (250)

La emoción en este nivel es la confianza y la seguridad. Aquí, las personas no juzgan, son objetivas y pueden ver las cosas como realmente son. No están apegados a posesiones, situaciones ni resultados y pueden soportar los golpes en la vida. Si no pueden conseguir algo, están igualmente felices de conformarse con otra cosa.

Voluntad (310)

Cuando se está dispuesto, el individuo está abierto a hacer cualquier cosa, no se limita por los juicios o limitaciones de los demás. La visión de la vida es la esperanza. En este nivel, hay personas que se desempeñan extremadamente bien en sus carreras en corporaciones y/o empresas emergentes. Es entonces cuando surge la pregunta de si están invirtiendo su energía de la mejor manera.

Aceptación (350)

Aquí, finalmente nos damos cuenta de que somos los creadores y la fuente de nuestra vida, en lugar de haber relegado una parte de ella a otra persona o entidad diferente. Somos conscientes de las construcciones sociales presentes en la vida, y capaces de discernir en contra de las creencias (limitantes), los puntos de vista convencionales y los condicionamientos. Además se es capaz de crear conscientemente la vida por encima y más allá de todas estas construcciones sociales.

Razón (400)

La emoción es comprensión y racionalidad. Uno busca grandes cantidades de información y la analiza con gran detalle antes de llegar a conclusiones. Cuidado, la razón puede caer en la trampa de la intelectualización excesiva, lo que lleva al proceso de abstracción o preocupación por los datos. En este nivel, la visión de la vida es significativa.

Amor (500)

Esto representa el amor incondicional, un amor puro, inquebrantable, que no está sujeto a ninguna condición externa. La visión de la vida es benigna. Hawkins afirma que solo el 0,4% de la población (1 de cada 250 personas) alcanza este nivel.

Alegría (540)

La emoción dominante es la serenidad y la compasión. Esta es la alegría interior que surge de cada momento de la existencia y no de una fuente externa. La visión de la vida es integridad. Las experiencias cercanas a la muerte tienen el efecto de empujar temporalmente a las personas a este nivel.

Paz (600)

La emoción dominante en este nivel es la dicha. Ya no existe ninguna distinción entre el observador y lo observado. Este nivel solo lo alcanza 1 de cada 10 millones de personas.

Iluminación (700-1000)

La emoción es inexpresable. Éste es el pináculo de la evolución de la conciencia de la humanidad. Los individuos más grandes de la historia, como Krisna, Buda, Jesús y la Madre Teresa, han alcanzado este nivel.

La etapa de la integridad

Coraje, allá por el nivel 200, es donde ocurre nuestro mayor cambio.

También conocida como la etapa de la integridad, 200 es donde comenzamos a discernir la verdad de la falsedad, la esencia del ego. Los niveles inferiores son dolorosos, lo que alimenta el deseo de comprensión y crecimiento interior. El dolor es un vehículo de conciencia.

Los países, digamos que a nivel de “consciente colectivo” también calibran con una cierta energía. La humanidad en su conjunto también, y ahora mismo estamos alreadedor de este nivel crítico. Por cierto, la conciencia de un individuo afecta a la colectivad y lo hace de forma exponencial. Alguien como Jesús o el Buda, aunque sea sólo una persona, puede tener un gran efecto en la conciencia del planeta dado su elevado poder. Por eso todos somos importantes y aportamos nuestro granito aunque sea sin ser conscientes de ello.

Una forma rápida de saber dónde te encuentras en el mapa de la conciencia

Una forma de averiguar nuestro estado primordial es pensar en cómo reaccionamos bajo presión o, dicho de otra forma, cómo se comporta uno cuando se le “aprieta”.

¿Te vuelves paranoico y te cierras (miedo)? ¿O empiezas a gritarle a la gente (enfado)? ¿O te pones a la defensiva (orgullo)?

Notas finales…

Algo obvio, ¿crees que tu fisiología funciona de forma más óptima bajo la energía del miedo o del coraje? Ya sabes la respuesta. Somos un cuerpo-mente.

Está claro. Hay muchos mundos… pero todos están en este. El auténtico viaje, es el viaje de la conciencia. El Dr. Hawkins creo el mapa más importante de todos, el de nuestra conciencia, porque toda nuestra experiencia vital ocurre a través de ella. Nuestro trabajo es el de limpiar constantemente esta lente para poder ver cada vez con mayor claridad y conectarnos así a nuestra realidad última.

Y aquí tienes un “secreto”, tú no estás sólo… sino que eres parte de algo mayor, la humanidad… todos somos como chispas de un fuego común. En esencia somos lo mismo, da igual de qué cultura, religión o creencia provengas. Y cuando tu nivel de conciencia aumenta… también lo hace el de la humanidad en su conjunto; cuando tu chispa se hace más brillante el fuego se hace también más poderoso: tú eres importante.

Según Jordan Peterson, el amor es el deseo de aliviar el sufrimiento de otros. El Dr. Hawkins, con gran amor, nos regaló una perla de conocimiento para elevarnos por encima de ese sufrimiento. Nos mostró que la fuente de nuestro poder auténtico reside en nuestra conciencia, y que todo cambia cuando somos capaces de “limpiar esa lente” y ver las cosas de otra manera…. “Un milagro es un cambio de conciencia” (del “Curso de milagros”). Y, ¿qué necesita nuestro mundo más que cualquier otra cosa? No necesariamente más tecnología, más velocidad… sino una mejor dirección, es decir, muchos milagros (cambios de conciencia).

Que el PODER te acompañe… más y más… arriba y hacia delante.

Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.